Mes Misionero Extraordinario 2019

Mes Misionero Extraordinario 2019

Como Jesús, “Ve y haz tú lo mismo”

La convocatoria del Santo Padre al Mes Misionero Extraordinario nos pone en camino, salir a callejear la fe, a no quedarnos parados, a ser comunicadores del amor de Dios en todo momento. Es decir a hacer como Jesús, ir al encuentro de todos y dejarles experimentar el amor de Dios. Para animarnos a conocer y vivir el Mes Misionero dejemos que sean las palabras del Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia las que nos hablen, escuchemos a Mons. Óscar Urbina Ortega en algunos apartes de su presentación de la cartilla para este mes:

Presidente de la CEC

Hemos conocido la convocatoria del Santo Padre, el papa Francisco, a realizar un “Mes Misionero Extraordinario en el 2019”, con el fin de “despertar aún más la conciencia misionera de la “missio ad gentes” y de retomar con un nuevo impulso la transformación misionera de la vida y de la Pastoral» (Carta de convocatoria del  Santo Padre Francisco).

La Iglesia en Colombia propone articular este “Mes Misionero Extraordinario 2019” en una misión evangelizadora, que pueda ser desarrollada al interno de los distintos planes pastorales y que ayude a desatar procesos que se prolonguen, con la gracia de Dios, en el quehacer cotidiano de la Iglesia, logrando así un buen uso y amplia difusión de los Itinerarios de Iniciación Cristiana para adultos que la Conferencia Episcopal ha propuesto.

Es necesario caminar juntos en el compromiso evangelizador, debemos volver una y otra vez sobre la enseñanza que nos dio el Papa en su visita a Colombia: “Mucho se ha hablado  sobre la Iglesia en estado permanente de misión. Salir con Jesús es la condición para tal realidad. Salir, sí, pero con Jesús. El Evangelio habla de Jesús que, habiendo salido del Padre, recorre con los suyos los campos y los poblados de Galilea. No se trata de un recorrido inútil del Señor. Mientras camina, encuentra; cuando encuentra, se acerca; cuando se acerca, habla; cuando habla, toca con su poder; cuando toca, cura y salva. Llevar al Padre a cuantos encuentra es la meta de su permanente salir, sobre el cual debemos reflexionar continuamente y hacer un examen de conciencia. La Iglesia debe reapropiarse de los verbos que el Verbo de Dios conjuga en su divina misión. Salir para encontrar, sin pasar de largo; reclinarse sin desidia; tocar sin miedo. Se trata de que se metan día a día en el trabajo de campo, allí donde vive el Pueblo de Dios que les ha sido confiado. No nos es lícito dejarnos paralizar por el aire acondicionado de las oficinas, por las estadísticas y las estrategias abstractas. Es necesario dirigirse al hombre en su situación concreta; de él no podemos apartar la mirada. La misión se realiza siempre cuerpo a cuerpo” (Papa Francisco.Encuentro con el Comité Directivo del CELAM. Nunciatura apostólica, Bogotá. 7 de septiembre de 2017).

Exhortados por nuestros pastores, el Papa Francisco y los sucesores de los Apóstoles en Colombia, pongámonos en marcha y llevemos la alegría del Evangelio a las periferias existenciales y más lejanas. Dios nos ayude a evangelizar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *